La administración de un sistema integral en una organización comprende actividades
de planeación, organización, dirección y control de manera sistemática para todos y cada
uno de los departamentos que incluye la empresa, relaciona de principio a fin la interacción
de los procesos corporativos. Un ingrediente esencial para promover que una empresa sea
competitiva es sin lugar a dudas contar con un sistema integral debidamente administrado.